Domingo 05.07.2015  |  Buenos Aires + T 25.9° H 40%

Argentina en Noticias - Inicio

Secretaría de Comunicación Pública - Presidencia de la Nación

   11.05.2015

Padre Carlos Mugica

El 11 de mayo de 1974 fue asesinado en una emboscada cuando se disponía a subir a su automóvil tras celebrar una misa. Sacerdote argentino vinculado al Movimiento de Sacerdote Tercer Mundistas.

ENVIAR NOTA


Imprimir
Enviar Nota
Agrandar fuente

El Padre Mugica, activista social asesinado por la Triple A
El Padre Mugica, activista social asesinado por la Triple A
Descargar

El padre Mugica pertenecía al movimiento de sacerdotes tercermundistas, que estuvo vinculado a las luchas populares del país en las décadas de 1960 y 1970, y fue el fundador de la parroquia Cristo Obrero en la villa 31.

Conjuntamente con su tarea pastoral en la, por aquel entonces, denominada  Villa del Puerto, ubicada en los terrenos linderos al ferrocarril que rodeaban el edificio de depósito del Correo, en los `60 Mugica fue asesor espiritual de la Juventud Estudiantil Católica del Colegio Nacional de Buenos Aires y de la Juventud Universitaria Católica de la Facultad de Medicina.

El Padre Mugica, diferenciándose, de la gran mayoría de sacerdotes tercermundistas que, por aquellos tiempos, abandonaron la sotana dandole una justificación teológica a la  violencia revolucionaria, la cual asimilaban a un fenómeno natural e inevitable, Mugica fue una de las pocas voces que no se sumaron al coro de la guerrilla, entre ellos, el padre Carbone, asesor nacional de la JEC.

Debido a su "opción por los pobres" concretada en una activa militancia social y por su independencia política recibió críticas de todos los sectores y varias amenazas de muerte y diversos ataques e intentos de matarlo.

El cura fue asesinado el 11 de mayo de 1974 en una emboscada cuando se disponía a subir a su automóvil, estacionado en la puerta de la iglesia de San Francisco Solano, tras celebrar una misa.

La causa por los crímenes cometidos por la Triple A la lleva adelante el juez federal Norberto Oyarbide, quien los consideró como delitos de "lesa humanidad" y, con esa decisión, logró que la causa sea considerada imprescriptible, ya que corría serio riesgo de ser archivada.

 

 
Imprimir
Enviar Nota
Agrandar fuente

Prensa TV